El Coro Adultos Las Veredas triunfa en Calahorra

El pasado domingo por la mañana, nada más finalizar la misa de 12:00, se celebró en la Iglesia de los Santos Mártires de Calahorra un fantástico doble concierto en el que, además del Orfeón Calagurritano, participó el Coro Adultos Las Veredas, en el que ha sido su segundo intercambio coral con otras localidades españolas hasta la fecha.

Tras una fantástica interpretación del coro local, dirigido por el maestro Eduardo Peña y, tras unas amables palabras de bienvenida por parte de Ana Sopeña, integrante de su Junta Directiva, el Coro Las Veredas dio paso a un show que, de la mano de su director Enrique Martín, incluyó un variado repertorio que arrancó los aplausos del público que, prácticamente, llenó en su totalidad el aforo del templo antes citado.

Acompañados al piano en esta ocasión de forma fantástica por la pianista local Angela Irisarri, el espectáculo comenzó de forma pausada con una terna de temas corales de música de un corte más “sacro” y clásico, con la interpretación de las conocidas “Signore delle Cime” de Giuseppe Di Marzi, “Ubi Caritas” (Michael John Trotta), con Ana Isabel Oliveros como solista y la más moderna “Carry the light”, de Andy Beck, que además contó con la presencia en el escenario de la solista Mar Campillo.

A partir de ahí, llegó la parte más animada y divertida del concierto, que convirtió el precioso templo calagurritano en una Iglesia del Harlem mas profundo, con una selección del repertorio góspel del Coro, integrada por los clásicos “Praise his holy name”, “He never failed me yet”, de nuevo con Mar Campillo en el escenario en una espectacular interpretación, “Teardrops” y “Oh Happy Day”, con Paz Rodríguez y Diego Montero como solistas, respectivamente.

El concierto se cerró con la siempre festiva “Candombe de San Baltasar”, de Abel Montenegro, elegida como bis y que puso punto final a un maravilloso fin de semana, en el que el Orfeón Calagurritano, de la mano de su presidente Miguel Angel Alvarez y todos sus integrantes, se volcaron en ofrecer lo mejor de sí para hacerle la estancia lo más agradable posible a todos los integrantes de la expedición colmenareña.

Por último, añadir que, gracias a la generosidad del Orfeón local, la coral madrileña tuvo la oportunidad de cantar en el Coro de la Catedral de Calahorra, donde pudo interpretar -en esta ocasión, a capella– la antes citada “Signore delle Cime”.

Minutos antes de la actuación, tuvimos la oportunidad de conocer todos los secretos del magnífico templo calagurritano, gracias a una maravillosa visita guiada, dirigida por Pilar Urrutia, guía titular de la Catedral e integrante del Orfeón.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad